la otra

Revista

de prensa

...

003.jpg
Lunes 05 de Diciembre de 2016

Argentina. Acá mueren las palabras, también éstas. Acá muere la ruta del dinero K, los milotontos, las juventudes hitlerianas, las carteras Vuitton de Cristina, la fanfarria de operaciones periodísticas pagadas por debajo de la mesa. Acá mueren hasta las contradicciones que el kirchnerismo no pudo resolver, empezando por esa deuda interna que no saldó. Pero había saldado la otra, la que nos trastornó, a los argentinos de mediana edad durante toda nuestra juventud. Nuestros propios padres tuvieron una vejez librada a su propia suerte, y experimentaron el dolor de ver a los hijos internarse en la niebla de los `90. Mueren todas las palabras porque aquí hemos llegado sin lenguaje. Llegamos con imágenes, con slogans y con miles de titulares de un mismo dueño. Lo cierto, lo que sucede en “la realidad”, es que hoy estamos en el rumbo inverso, el que se va cerrando sobre sí mismo expulsando, prohibiendo, deportando, privatizando, desregulando, reprimiendo y mintiendo sin parar
La infelicidad del pueblo
Sandra Russo - Página/12