la otra

Revista

de prensa

...

025.jpg
Domingo 16 de Octubre de 2016

En Siria no hay buenos y malos, pero hay diferentes grados de responsabilidad que, una vez más, la intensa propaganda mediática occidental (recuerden los engaños de Yugoslavia, Irak y Libia, entre otros) invierte al apuntar en exclusiva a el Assad y a Putin ... Solo el trabajo y el dinero de una poderosa máquina de tergiversación propagandística impide que toda esta loca carrera belicista en la que los nuestros tienen la mayor responsabilidad, sea un obvio y manifiesto escándalo para la opinión pública occidental. La pregunta que debería estar en el centro debería ser, ¿Quién es el principal responsable de tantas víctimas humanas y de tanto peligro regional y global en el mundo de hoy?
Siria: propaganda, peligros y responsabilidades
Rafael Poch - Diario de París, La Vanguardia