la otra

Revista

de prensa

...

017.jpg
Miércoles 27 de Abril de 2016

Hace ochenta años esos indeseables refugiados, que hoy son una amenaza para la estabilidad de la Unión Europea, éramos nosotros. Se calcula que en febrero de 1939 fueron 475.000 refugiados españoles los que se apretujaban en espera de que nuestra vecina Francia abriera sus fronteras y acogiera una avalancha humana imposible de concebir. Esos españoles huían de la guerra, de los bombardeos que los castigaron durante su marcha y de las represalias de un enemigo que se había mostrado y se seguiría mostrando implacable. Entre ese medio millón de “rouges”, como se los denominó, había hombres, viejos, mujeres y niños que no habían empuñado un arma durante la contienda y que solo buscaban refugio, aterrorizados. Es el terror el que obliga a un ser humano a cargar con sus hijos y cruzar una frontera ...
Cervantes en Lesbos
Javier Campillo - Ctxt