la otra

Revista

de prensa

...

062.jpg
Lunes 23 de Noviembre de 2015

En los últimos cuatro años de austeridad se cantó muchas veces “Grândola, Vila Morena” para conjurar el espíritu de resistencia e invocar la posibilidad de la unión de la izquierda. Ayer, cantar Grândola fue diferente. Nos hablaba ya de un sentimiento de esperanza y orgullo. El pueblo de izquierdas tomó posesión de la alternativa política y la reclamó como suya. La izquierda va a necesitar ese sentimiento. El poder sin pueblo no pasa de cargos inútiles ... Hace mucho que la sociedad portuguesa está madura para un gobierno escorado a la izquierda
Portugal a la izquierda
Rui Tavares - Publico vía Sin Permiso