la otra

Revista

de prensa

...

064.jpg
Jueves 08 de Octubre de 2015

La nueva situación ha dejado claro quién es quién y dónde está sentado en el sangrante tablero de Oriente Próximo. Detrás de las fuerzas heterogéneas que combaten al Gobierno de Damasco –incluyendo al EI– están EEUU, Arabia Saudí, Israel, Turquía y Qatar. El otro sector lo ocupa el antiguo eje del mal: Rusia, Irán, Irak, Siria y los kurdos, además de China, que también actúa, pero desde una discreción máxima. Es obvio que el acuerdo nuclear alcanzado con Irán ha contribuido a liberar fuerzas que permanecían agazapadas, pero que estaban listas y dispuestas a actuar en la región.
Rusia pone en evidencia a las potencias occidentales en Siria
Augusto Zamora R. - Público